Etiquetas

, ,

SICA5, Sociedad instituyente y clínica de la alteridad. Un acercamiento a la obra de Cornelius Castoriadis. Resistencia, alteridad y autonomía. Quinta fase, 2015-2016, 9 de noviembre de 2016, 12h00m, México, DF. LA INSTITUCIÓN IMAGINARIA DE LA SOCIEDAD: OPUS MAGNUM. Responsable: Dr. Rafael Miranda Redondo. Sesión 15/15: LAS SIGNIFICACIONES IMAGINARIAS SOCIALES, 571 – 576. Líneas de trabajo: Dimensión social‐histórica de la imaginación radical; hacer pensante.

Miguel Aponte

La realidad no se conforma con lo que está allí, sino con lo que el ser humano y la sociedad en su conjunto “pone” allí. Hay, efectivamente, una realidad y está allí pero, primero, no está separada de nosotros ni nosotros de ella, segundo, ¿bajo qué respecto iba a poder ser íntegramente descifrada por la mente humana?; y, tercero, ¿cómo entender que habría una esencia de esa realidad o cosa más allá de la prueba evidente de la existencia de miles de formas vitales que ha habido y existen en ella? Para Castoriadis, el mundo se presta para ser comprehendido, pero nunca de “parte a parte” y nunca solamente por nosotros, sino que es suficientemente versátil como para ser “conocido” y “usado” por aquellos miles de formas de vida que han sido y que serán.

aCastoriadis

Cornelius Castoriadis

En cuanto atañe al ser humano, son “esquemas de significación” (2010:573) los que construyen su “realidad” para cada sociedad dada. ¿Qué quiere decir esto? Pues que tales esquemas dan lugar al “kosmos koinos” (2010:572), mundo común, mediante la institución de todos sus aspectos -apuntalados, claro está, en el primer estrato natural-: ¿Qué es? ¿Qué vale? ¿Qué es factible? Por tanto, lo posible no efectivo, lo ficticio y lo falso también quedan instituidos.  Todo esto dibuja un “modo de ser” de la sociedad de que se trate y abarca mundo natural y mundo social. Todo se articula enmarcado en las significaciones imaginarias sociales centrales o nucleares y se especifica gracias a instituciones y significaciones imaginarias segundas. Segundas no por ser subsidiarias, derivadas o menores, sino porque se crean y mantienen unidas por las significaciones centrales.

Lo instituido y lo instituyente no es que simplemente se sustituyen, sino que de alguna manera coexisten alterando y alterándose perpetuamente; así, lo instituido es alterándose y lo instituyente sería porque está potencialmente entre las posibilidades del por-ser. Ambos, además, necesariamente, a la vez comparten y se les escapa “el enigma del mundo -a secas-” que, como resulta obvio, no se encuentra en lo instituido sino como potencial; pero, atención, tampoco necesariamente en el instituyente, sino “en tanto fuente y origen de alteridad o autoalteración perpetua (2010:573)”[1].

El recubrimiento que “garantizan” las significaciones imaginarias sociales de la sociedad considerada, aunque cubre todo para que tenga sentido, no puede ofrecer sentido para todo presente y todo futuro potencial y deja, porque sí y siempre, fuera, ese enigma del mundo que, como “inagotable provisión de alteridad”, “desafío irreductible”, “puede ser a veces y es de una gravedad decisiva”.

La advertencia de Castoriadis es de una incomodidad casi insoportable para todo aquel quien se proponga la interpretación de la historia humana y su transformación; y, mucho más, para quien espera poder contribuir al esfuerzo creador de nuevas realidades sociales; esto es, para quien como ciudadano decide participar en el hacer-pensante de la política, “componente esencial” de la auto-transformación.

La cultura de izquierda que hasta ahora se ha creído “portadora” de la fuerza transformadora per-se podría estar en una situación muy comprometida y, bien vista, tendría un esfuerzo pendiente de realizar: ¿de qué manera no reproducirá los esquemas y las significaciones que pretende superar? ¿A título de qué su acción dará lugar a la alteración deseada de la sociedad? Parece que permanecen asuntos pendientes de mucha monta por considerar.

Caracas, 7 de noviembre de 2016

[1] Textualmente, Castoriadis dice: “Y también se le escapa el ser mismo de la sociedad en tanto sociedad instituyente: es decir, por último, en tanto fuente y origen de alteridad o autoalteración perpetua”.

SICA5, Sociedad instituyente y clínica de la alteridad. Un acercamiento a la obra de Cornelius Castoriadis. Resistencia, alteridad y autonomía. Quinta fase, 2015-2016, 9 de noviembre de 2016, 12h00m, México, DF. LA INSTITUCIÓN IMAGINARIA DE LA SOCIEDAD: OPUS MAGNUM. Responsable: Dr. Rafael Miranda Redondo. Sesión 15/15: LAS SIGNIFICACIONES IMAGINARIAS SOCIALES, 571 – 576. Líneas de trabajo: Dimensión social‐histórica de la imaginación radical; hacer pensante.

Anuncios