Etiquetas

, ,

Miguel Aponte @DoublePlusUT

Cuando Trump imponga su “patriotismo económico” y “venza” a la globalización, verá con horror cuan indestructible es la realidad y cómo se devuelve contra su país, desde dentro y desde fuera. Evadir la globalización no la elimina, la deja de su cuenta; y como las fuerzas del sistema económico atentan contra su propio equilibrio debido al crecimiento espontáneo de la desigualdad, el consumo desmedido y el agotamiento global de los recursos, se verá claramente como Trump nunca fue una promesa sino una amenaza para EE.UU y para el mundo occidental. En el fondo, se trata de no entender la diferencia básica entre lo público y lo privado.

img_20160828_055021.jpg

La idea moderna de que lo público y lo privado se oponen o excluyen es absurda, pues, ¿cómo pensar a un individuo sin sociedad? Y, al revés, ¿cómo imaginar una sociedad sin individuos? Lo público es inherente a lo privado y por lo tanto inseparable. Las ideologías se debaten inútilmente en este dilema falso. Así, en esta trampa, cae la idea de democracia cuando se deja secuestrar por estos discursos, como si no fuera posible pensar nada diferente a lo que digan liberales o marxistas. No es verdad.

Trump es un irresponsable que se complace en su comodidad de hoy y es incapaz de enfrentar los riesgos que comportará siempre el futuro. Sus decisiones engañan al ciudadano, no tienen perspectiva en un mundo cada vez más plural, racial, religiosa y sexualmente hablando, que tiene enfrente la revolución industrial 4.0 y sus consecuencias, sin hablar del cambio climático y sus amenazas, que rechaza de plano.

Trágicamente, Trump y sus seguidores reviven a Marx y colocan al mundo en el barranco de las premisas que harían cumplir sus teorías; no por la fuerza de falacias como la “ley de la historia” o la “lucha de clases”, sino por el miedo, la ignorancia y la inagotable estupidez humana. Como buen populista, va directo contra el mundo que dice defender. Sin embargo, se repite la historia y la pregunta: habrá quien lo ve hoy como un salvador, allá y aquí, ¿por qué?

https://www.project-syndicate.org/commentary/america-generational-divide-over-trump-by-jeffrey-d-sachs-2017-02/spanish?referrer=/rbSuHSL5jT

 

 

Anuncios