Etiquetas

, ,

16.11.2014 05:40 AM El subsidio interno al combustible es regresivo y absurdo. No se puede justificar que 766.000 bdp se despilfarren vendiendo la gasolina a $/Lt 0.097

Miguel Aponte

Desde Caracas.- Gracias a este régimen, el petróleo se escapa de las manos de los venezolanos. Si en 2015 el precio de nuestro crudo alcanzara $/b 75 y la producción diaria 2,6 MM de barriles, el ingreso debería ser de $ 75,120 MM, pero esto no ocurrirá. ¿Por qué? Pues porque ocho  factores hacen que más de la mitad se pierdan en medio de una política petrolera absurda. ¿Qué factores son esos? 1) el subsidio al consumo interno de combustible; 2) el contrabando que el subsidio ocasiona; 3) el pago de la deuda con China; 4) la Misión Barrio Adentro con Cuba; 5) las ventas en condiciones especiales injustificadas; 6) los regalos de petróleo a países desarrollados; 7) la importación de petróleo liviano; y, 8) la deuda de Pdvsa.

Vamos con los dos primeros. El subsidio interno al combustible es regresivo y absurdo; y de paso genera el contrabando. No se puede justificar que 766.000 bdp se despilfarren vendiendo la gasolina a $/Lt  0.097, mientras su valor equivalente de mercado es de $/Lt 0.322, si se vende en Colombia. A precio interno de la gasolina, 1 barril de petróleo se termina vendiendo en Venezuela a $ 15 aproximadamente, por lo que se pierden $/b 60 ó $ 16,775 MM anuales, e incluya allí el valor de los 100.000 bd que se van por contrabando. Esta cifra es mucho más de lo que vale Citgo y se acerca a las reservas internacionales venezolanas hoy. ¿Tiene sentido que cada año “regalemos” una Citgo, mientras las reservas disminuyen?

En materia de subsidio y contrabando de gasolina la responsabilidad del régimen es múltiple porque para 1998 su precio internacional era de $/Lt 0.15 y al tipo de cambio de la época se vendía en Venezuela a $/Lt 0.11, por lo que el subsidio era de  27%; en noviembre 2014 el precio de exportación es de $/Lt 0.47 y el subsidio es 79%. Al congelar el precio interno de la gasolina desde 1998, el régimen: 1) descapitalizó a Pdvsa; 2) estimuló el contrabando a límites impensables; 3) distorsionó la economía interna; y, 4) empobreció a los más pobres, porque el subsidio indirecto no les llega y porque miles de cosas podrían haberse hecho con esos recursos para desarrollar el país y eliminar de verdad la pobreza.

Pero corregir el subsidio no puede ser algo aislado y si se hiciera así, el resultado será mayor ruina para todos. Sería absurdo que este gobierno aumentara el precio de la gasolina para: 1) continuar operando con presupuestos paralelos y créditos adicionales y fuera de control, que promueven a la vez inflación, devaluación y desorden monetario; 2) continuar importando bienes y servicios, que podrían producirse en Venezuela; 3) continuar desindustrializando al país, quebrando empresas públicas, estrangulando empresas privadas y empobreciendo a los trabajadores venezolanos.

Quien corrija el subsidio tiene que replantearse toda la política económica, incluyendo la política petrolera y, además, reinstitucionalizar a Pdvsa y al Banco Central de Venezuela, para que cumplan sus verdaderos papeles. Asuntos que el régimen ni entiende ni quiere entender y mucho menos hará. Continuará.

http://eltiempo.com.ve/opinion/columnistas/politica-petrolera-y-subsidio-a-la-gasolina/162131

http://prodavinci.com/2014/07/24/actualidad/el-sector-petrolero-15-anos-despues-por-ramon-espinasa/

http://www.elmundo.com.ve/firmas/victor-alvarez/que-la-ciudadania-decida-el-precio-de-la-gasolina.aspx

Anuncios