Etiquetas

Para los griegos, “las actividades puramente productivas son (…) un ámbito sin interés, “banáusico”, como dice Aristóteles: banáusos es el hombre sin cultura, grosero. Por otra parte, esas actividades lo son aún más cuando son completamente artificiales: el artesano es más “banáusico” que el campesino, pues éste último está en contacto con un proceso natural, coopera, en cierto sentido, con la physis (la naturaleza), mientras que el artesano está sometido por entero a una realidad menor, artificial, con el fin de satisfacer necesidades generalmente poco apreciadas”.

Cornelius Castoriadis, La ciudad y las leyes. Lo que hace a Grecia, 2. Seminarios 1983 – 1984. La creación humana III, 2012, FCE, Argentina, p. 97 y 98

Anuncios