Etiquetas

, ,

Por Miguel Aponte

Desde Caracas.- La economía no es una ciencia exacta, es verdad. Tiene cantidad importante de problemas a nivel de sus fundamentos, inferencias y aplicación, es verdad. No es de por sí y nunca será una panacea, es verdad; pero, nadie lo dude, es algo serio y muy serio. ¿Saben por qué? Porque es parte de la vida de la gente, por eso es algo serio. Este gobierno,  mezcla informe de mala fe, dogmatismo e ignorancia, nunca en casi 15 años de aprovechamiento y abuso de los recursos de todos los venezolanos ha querido entender esto. Y no lo entiende en dos sentidos al menos, porque no es capaz de intuir siquiera los mecanismos que permiten la formación de la riqueza y porque, de paso, no entiende lo que es riqueza.

Para este gobierno, la ideología ocupa el lugar de la economía. Hace gala de una ignorancia histórica completamente injustificada y hasta ridícula, porque después del siglo XX no queda casi nadie que no haya entendido cómo se articulan los mecanismos de la producción y la distribución básicos de una economía. Casi todo el  mundo ha entendido que el mercado es un mecanismo, imperfecto, alienante y con un potencial destructivo evidente, pero también el mecanismo menos ineficaz de producción y distribución de bienes y servicios. El desafío teórico quizá más importante de la economía en este siglo XXI es refundirse en una política que la saque del funcionalismo ciego, pero no se cura al enfermo si se le mata. La solución de la economía no está en liquidarla,  señores del gobierno.

¿Cuánta estupidez hace falta para creer que sustituyendo la iniciativa individual y social por una banda de burócratas se va a conseguir la independencia productiva? ¿Qué clase de libros lee esta gente, si es que lee alguno? ¿En qué año fueron escritos? ¿Quién los convenció de esta necedad? El país se les cae en pedazos y lo único que se les ocurre es criminalizar y agredir a quienes se atreven a discrepar. Habiendo despilfarrado los recursos cuando no se los han robado o regalado,  ¿esperan que el país les crea que se trata de una guerra económica? Los únicos terroristas destructores y vendedores de la economía de la patria están en el gobierno. ¿Cómo pueden pretender que 30 millones de venezolanos se callen para siempre esto? ¿Frente a quién creen que están?

Cuando, por otro lado, criminalizan la riqueza, ¿a quién quieren convencer de semejante tontería? La riqueza aliena, sí, puede ser; pero sin ella no hay una vida que alienar; mientras tanto esa riqueza que condenan es la misma que ellos ostentan sin ningún escrúpulo. En todos los niveles ya es inocultable el nivel de corrupción, robo y abuso. ¿Quién les regaló el país para que hicieran lo que les da la gana? Están equivocados,  porque no van a poder acallar el país. Cada venezolano golpeado, cada estudiante agredido, se multiplica por miles que no temen al gobierno, y que no van a lograr reprimir. ¿Es tanto el miedo como para no corregir y hacer viable el país? ¿No hay nadie ahí con dos dedos de frente y algo de sensatez?

http://eltiempo.com.ve/opinion/columnistas/cuanto-miedo-tiene-el-gobierno/126512

 

Anuncios