Etiquetas

, , ,

Quizá un profesor de la Academia de Ciencias de la URSS diría que todas las alienaciones provienen y se explican por las relaciones de producción. Diría –con Marx– que “el ser social produce la consciencia social”, estableciendo una relación funcional donde la cadena económica determina todos los eslabones, incluidos los eslabones no-económicos, todas las significaciones estarían pre-determinadas por la infraestructura que termina dando lugar como una sombra a la superestructura. Ésta será un reflejo de aquella y todo queda explicado.

Cornelius Castoriadis

Cornelius Castoriadis

Bajo esta hipótesis tendríamos que decir que toda alienación que se manifieste en la sociedad quedará al final explicada por la base económica: un estudiante, un cura, un tabernero, una prostituta, el obrero, el empresario… todos quedarán desalienados cuando cambien las relaciones de producción. Más que una teoría, esto funcionaría como un ´hechizo´.

La historia ya se encargó de superar estas ´conclusiones´. Vamos con algunas preguntas, algunas nos las hemos planteado ya en el blog: ¿cambio la base económica y se desaliena automáticamente toda la sociedad? ¿elimino la propiedad privada y las clases por decreto y ya todo el mundo está “libre”? ¿se trata sólo de esperar? Si la ´penuria´ económica es razón sustancial por la cual hay alienación, entonces, ¿por qué los ricos son también alienados? Si el poder político es lo que hay que alcanzar para desalienarnos y ya, entonces, ¿todos los que poseen y han poseído el poder han sido desalienados? ¿no se aliena igualmente aquel que mistifica a otro? ¿el dictador no es esclavo de su propia dictadura? Si se trata de comer bien, alimentarse, vestirse y tener casa, ¿qué nos diferencia de los caracoles? ¿es eso todo?

Entonces, la respuesta que daríamos en el contexto de nuestros planteamientos es que sí, un estudiante puede ser alienado, pero no porque se vincule o no al circuito productivo capitalista o de otro tipo, sino porque como sugerimos al principio de esta digresión, las razones hay que buscarlas en otra parte, hay que hacer intervenir la subjetividad: la  imaginación radical y las significaciones que porta y hace aparecer nos están diciendo cosas que debemos indagar.

Anuncios