¿Cuándo van a entender?

Etiquetas

Miguel Aponte @DoublePlusUT

Según el CNE, sobre 18 millones de electores, el régimen obtuvo 5,5 millones de votos y, si así hubiera sido, habría alcanzado el 30%; pero, según todas las encuestas, incluidas las de ellos, el régimen no cuenta con más del 20% de apoyo. ¿De dónde entonces salió entonces ese 30%? Todo el proceso fue desde el comienzo un fraude sin precedentes, todo previsible, ninguna sorpresa.

Acoso, amenazas, chantaje y manipulación, buscando lo único que legitimaría al régimen: que la oposición se abstuviera y ellos pudieran mostrar un triunfo sin trampas, sin descartarlas, por supuesto. No se permitieron sustituciones, se obligó a los electores apenas a 48 horas de los comicios a cambiar sus centros de votación, hubo violencia en centros, contra testigos y electores, se cerraron líneas telefónicas y justo en esos centros se registraron participaciones sin precedente y sin justificación, ¡en Amazonas votó el 106% de la población!, mesas dañadas o que no se instalaron, retrasos y fallas para cansar a los electores. En fin, “fraude, violencia, manipulación, ventajismo, trampa, corrupción, extorsión y chantaje, para desconocer la voluntad del pueblo”; cómo habrá sido la cosa que hasta chavistas hablan de “verdadero megafraude”.

Pero el asunto que importa es que la oposición, como un todo, actuó pésimamente, otra vez desunida, sin estrategia, ingenua, perdiendo el contacto con un país en desgracia, anteponiendo sus egos no les da la gana de unirse y actuar en conjunto y se dejaron apalear por un gobierno más muerto que vivo: una vergüenza. ¿Por qué sólo Velázquez peleó lo suyo? Respuesta: el resto sabe que se dejó derrotar. La MUD no supo poner límite a los abusos del CNE y se empeñó en decir “sí” cuando tenía que decir “no” y los abstencionistas, juanes y juanas de arco, prefirieron la hoguera y apuestan a empezar de cero. ¿Qué les pasa? ¿En qué país viven? El efecto de todo esto tenía que ser la derrota. ¿Cuándo se darán cuenta de que desunidos estamos perdidos? ¿Cuándo van a entender?

Anuncios

Votamos para no renunciar a la democracia  

Etiquetas

, ,

Miguel Aponte @DoublePusUT

El régimen siempre ha querido convencernos de que contra ellos no se puede y que no vale la pena hacer nada. Es, por lo demás, el sueño de cualquier dictadura: persuadir a todos de que nada vale la pena. Los abstencionistas, por su parte, no tienen ninguna estrategia que ofrecer, lo único que quieren es que los opositores no voten. Han alineado completamente su actuación para este 15-O con Maduro y el régimen. ¿Cómo entender esto? No es que sepan algo que el resto de nosotros no sepa ni que vean más profundo. Tampoco les importa que la estrategia abstencionista ya nos hizo fracasar antes. Sus argumentos no son propositivos ni vienen con estrategia alternativa. ¿Qué les mueve a no hacer nada? Pues parece que solo su supremacía moral y su molestia porque las cosas no salieron según su cálculo.

La mayoría ni siquiera dan sus nombres. Actúan encapuchados. Es imposible que no terminen confundiéndose con la nómina que se cuela para destruir a las fuerzas democráticas. ¿Creen que por tener razones para criticar al liderazgo político se justifica su destrucción? ¿Qué proponen? ¿Acaso piensan ellos asumir un papel activo, sustituirlos o superarlos? No. Como neuróticos obsesivos en su ambivalencia afectiva, se dejan llevar por sus sentimientos negativos y apuestan a la destrucción de todo con tal de poder decir que tenían razón a cuenta de nada.

No se trata de la ilusión de que el mundo va a cambiar el 16-O, no va a ser así. Maduro seguirá allí y seguirán haciendo todas sus trampas para anular la voluntad del pueblo, pero en ese acto continuarán desintegrándose. Así que votamos para seguir moviéndonos, insurgiendo contra la dictadura en todo lo que sea posible y en todo momento. Estúpido sería no hacerlo en donde tenemos ventaja; ¿o no es eso lo que es tener más votos? Extraemos nuestra autoridad de la propia actuación democrática: esa es nuestra fuerza. Votar porque es una expresión más de nuestra decisión de salir de Maduro. Votamos porque nunca renunciaremos a la democracia.

Venezuela y Cataluña

Etiquetas

, ,

Miguel Aponte @DoublePlusUT

Las encuestas indican que, si vota el 65 % de la población electoral la oposición gana todas las gobernaciones, si vota el 55% se ganan 19, si vota el 50% solo 17 y con el 45% se empareja oposición y régimen. Esto, claro, defendiendo el voto en las mesas y documentando el triunfo para poder desmontar la trampa del régimen. Frente a esta realidad, ¿qué hace el régimen? Veamos ejemplos. En Lara y Aragua se ve una estrategia similar: no hablar de sus candidatos y sembrar dudas sobre los opositores por haber sido chavistas, sin nada positivo que mostrar, claro. En Bolívar, Amazonas y Zulia, la estrategia difiere: hablar de “logros” como gobernadores o alcaldes de sus candidatos, decir que la unidad de la oposición es mentira e, incluso, afirmar que necesitan los votos para no perder los beneficios de la revolución (¿cuáles beneficios?). En Táchira el plan del régimen parece centrarse en que la candidata de la oposición es adeca. Son todas trampas para cazar bobos más que votos, pero, ¿qué más pueden hacer?

Quienes piensan que la abstención puede ser buena estrategia, recuerden que nunca ha sido así y no solo en Venezuela; en Cataluña, sin hablar de nuestra postura al respecto, vean cómo debido a una pobre participación del 42% los separatistas ganaron con el 93% de los votos: los unionistas han podido ganar, pero prefirieron perder. El gobierno catalán logró abrumadoramente, queriéndolo o no, lo que Maduro sí quisiera lograr aquí como sea: la oposición se abstuvo y ahora, guste o no, nadie puede negar el resultado, aunque no sea legal. Si nos dejamos seducir por el abstencionismo, los venezolanos permitiríamos algo peor y es que, además de no poder negar el resultado, éste será legal. Piénselo, es preferible ganar y que el régimen haga trampa a que éste gane sin trampas por nuestra culpa, por no ir. Los abstencionistas, si los dejamos, comprarán la soga con que los colgará Maduro, se la regalaran y pondrán el cuello para que los ahorquen legalmente. Usted no lo permita: vote.