…la libertad sin cuestionamiento es imposible

“La cuestión de la verdad no puede surgir más que desde el momento en que la interrogación se refiere tanto al uso canónico de los términos -uso que empieza a vacilar- como a las reglas de su complexión o combinación y, sobre todo, a los criterios últimos que gobiernan a unos y a otras. Ahora bien, esto es estrictamente equivalente a una interrogación referida a la institución de la sociedad puesto que se dirige tanto al lenguaje y a las representaciones instituidas como a las significaciones que se encarnan en ambos y los organizan”. Cornelius Castoriadis, Sujeto y verdad en el mundo histórico social, 2004, FCE, México, p. 247

Castoriadis: “el ser es creación, creación de sí mismo…”

“Como emergencia de la alteridad –de lo que no puede ser producido o deducido de lo que allí está- el ser es creación; creación de sí mismo, y creación del tiempo como tiempo de la alteridad y del ser. Y creación implica destrucción –aunque más no fuera porque una forma otra altera la forma total de lo que allí está”.

Cornelius Castoriadis (2008), El mundo fragmentado, ensayo Tiempo y creación, Caronte Ensayos, Argentina, p. 195

 

Herbert Baglione Tribute to Dostoievski

Herbert Baglione Tribute to Dostoievski

A los economistas de la Cepal: ¿qué pasó?

13.04.2014 05:25 AM  El gobierno sólo sabe sumar restando, sólo multiplica dividiendo. ¿Cómo es que produciendo menos pueden los “expertos” decirnos que se redujo la pobreza?

Miguel Aponte

Desde Caracas.- En diciembre de 2013 la burocracia recibía eufóricas palmaditas de espalda de la Cepal, pues, según ambas, Venezuela había reducido su pobreza en 2012 5,6%, “la mayor reducción de América Latina”. Usted sale a la calle y ve un país en ruinas; y, sin embargo, la pobreza se redujo. ¿Sorprendente, no? Tanto gobierno como Cepal sospechosamente olvidaban el aumento de la deuda y de la liquidez monetaria que –por hablar sólo de dos variables– curiosamente acompañaban aquel “fantástico logro” en año electoral. El mismo 2012, con menos ruido, Ecuador bajaba su pobreza 3,1%, Brasil 2,3%, Perú 2,0% y Argentina y Colombia 1,0%. La reducción de la pobreza es la única bandera que pretende mostrar la burocracia para justificar su gestión de 15 años; es su logro más preciado, la verdadera “joya de la corona”. El problema aquí es que -más allá de su vulgar consigna anticapitalista y ese odio ciego a la iniciativa individual- carece de la más mínima reflexión en materia económica y terminó convirtiendo ese noble objetivo en un combate absurdo por destruir la riqueza. Contradicción total, ¿no?

Fíjese usted, en 15 años –tres períodos del mismo gobierno– la producción petrolera cayó en 500 mbd, mientras a contrapelo las divisas petroleras que antes representaban 68,8% del total exportado ahora son 96,3% porque, entre otras cosas, el gobierno expropió y luego arruinó a más de 1.100 empresas, han desaparecido más de 5.000; y falta añadir aquí la destrucción que está provocando en 2014. El gobierno sólo sabe sumar restando, sólo multiplica dividiendo. ¿Cuál es el sentido de todo esto? ¿Cómo es que produciendo menos pueden los “expertos” decirnos que se redujo la pobreza y pedir que les creamos? En 2013, la economía real, ese “cuero seco”, desnudó la mentira haciéndonos saber que la inflación fue de 56,1%, ocho veces superior a la de América Latina y la mayor del mundo. Considere usted que la inflación venezolana de 2012 ya casi triplicaba la de 2011, y tenía creciendo 10 años. Y, finalmente y no por último, anote ahí que la esperada para 2014 es de 75%. ¿Dónde entonces se asentaba aquella “envidiable” disminución de la pobreza? En marzo de 2014, con Sicad 2 y de un plumazo, Maduro redujo el salario mínimo de unos supuestos $ 519 a $ 63 mensuales.

¿Cómo explicar esto ahora a quienes en diciembre habían “salido de la pobreza”, según Cepal y la burocracia, y amanecieron un día de marzo más de ocho veces más pobres que sus vecinos? ¿Cómo es que eran los pobres “más ricos” de toda América Latina y ahora son puro papel mojado? La verdad es que el gobierno venezolano ha despilfarrado una riqueza no producida, y a la vez destruyó el aparato productivo interno. Punto. Piense usted, ¿a cuánto tendría que llegar para siempre el precio del petróleo para que el gobierno sostenga programas de gasto y distribución ciegos, sordos y mudos ante la destrucción paralela de la riqueza nacional? Señores cepalistas, por favor, nos podrían explicar a nosotros, pobres venezolanos, en los términos que quieran, ¿qué pasó?

http://eltiempo.com.ve/opinion/columnistas/a-los-economistas-de-la-cepal-que-paso/134841

http://prodavinci.com/2014/01/25/actualidad/bcv-15-anos-7-presidentes-que-dicen-las-cifras-por-anabella-abadi-y-daniel-ragua/

http://prodavinci.com/2014/01/04/economia-y-negocios/que-tan-alto-es-561-la-inflacion-en-venezuela-versus-el-mundo-por-barbara-lira/

http://www.eluniversal.com/economia/131205/cepal-destaca-reduccion-de-la-pobreza-en-venezuela-a-239

http://www.cepal.org/publicaciones/xml/9/51769/PanoramaSocial2013DocInf.pdf